La mayoría de la gente conoce a Rifyl por sus famosos puños pero también hacen otro tipo de productos, como estos calcetines de los que os voy a hablar.

La verdad que en tema calcetines soy bastante clásico y aunque hace tiempo que caí en la moda de llevarlos altos todos los que tengo son de color rojo o negro. Nunca había tenido unos con este tipo de diseño tan llamativo así que el día que los estrené pensé: «si, son chulos, pero me veo con ellos?» me parecían como la típica camisa hawaiana que es muy bonita pero que te la pones y te ves súper ridículo. Por suerte Rifyl tiene muchísimos diseños así que raro será si no hay ninguno que te guste, puedes ver toda su colección AQUÍ

Estampados aparte, la primera cosa que me llamó la atención cuando los saqué del paquete en el que me llegaron fue su tejido. Están fabricados en los típicos materiales sintéticos para que sean elásticos y el sudor se evapore rápidamente, pero además la planta lleva unos refuerzos de algodón que aumentan bastante la comodidad. Esto es algo que se nota desde el momento en que te los calzas y te pones de pie sobre ellos.

Hay que tener en cuenta  que estos refuerzos tienen una forma específica para cada pie, identificada con una L para el pie izquierdo (Left) y con una R para el derecho (Right). Así que ponerse cada uno en el pie correcto es muy importante.

Desde que me llegaron antes de verano los he usado bastante y tengo que decir que son realmente cómodos. El único fallo que les he encontrado es también una de sus virtudes, los refuerzos de algodón. Y es que aparte de dar comodidad también dan bastante calor y los días más calurosos se me cocía bastante el pie. Evidentemente un calcetín de este tipo no es el más indicado para el crudo verano zaragozano donde tranquilamente podemos alcanzar más de 35º pero la verdad, no pude aguantar a estrenarlos y había que probarlos en todo tipo de ambientes. Desde que el sol no aprieta tanto se han convertido en unos de mis calcetines preferidos.

Merece la pena mencionar que a pesar de que su caña es bastante alta no aprietan ni molestan absolutamente nada. Yo sufro de varices en una de mis piernas y hay calcetines de otras marcas que me aprietan demasiado y me cortan la circulación, con lo que al poco rato ya estoy pensando en quitármelos. Con los calcetines de Rifyl no he tenido ni una sola molestia, la caña es muy elástica y no aprieta absolutamente nada así que para la gente que tenga el mismo problema que yo son una buenísima elección.

Cuestan 16€ y la verdad que sin ser especialmente económicos si los comparo con  calcetines que tengo de otras marcas «top» creo que los de Rifyl son bastante superiores en calidad de materiales y sobre todo en comodiad. Si a esto le sumamos que con el código DESDEMISILLIN te hacen un 20% de descuento y que si además compras unos puños con DESDEMISILLINPACK tendrás un 30% se acaban los motivos para no elegir estos calcetines.

Por último mencionar que Rifyl colabora con el Reto PedaELA ofreciendo unos calcetines con un diseño espectacular y donando un 20% de su valor para la investigación de la Esclerosis Lateral Amiotrófica.

CONCLUSIÓN

Unos calcetines muy muy cómodos, que no aprietan en la zona de la caña y con unos diseños para no pasar inadvertido.

WEB: www.rifyl.es